Como elegir muebles de vidrio


Un material práctico y visualmente liviano, ideal para espacios chicos o para lograr luminosidad en el ambiente; conocé sus características

 

 

El vidrio no suele ser el preferido a la hora de elegir un mueble. Sin embargo, se trata de un material que por su duración resulta muy noble. A diferencia de la madera, éste es resistente a las marcas de agua y quemaduras (incluso existen vidrios resistentes a los rayones).

El vidrio corre con la ventaja de ser un elemento neutro que nos permite hacerlo jugar con cualquier material y textura para lograr cualquier estilo. Por su nivel de dureza, es muy resistente a la abrasión y a los agentes atmosféricos.

En cuanto a su mantenimiento, su superficie lisa y plana facilita la limpieza. Por su composición, no cambia de color con los rayos ultravioleta. Esta última característica lo convierte en un material ideal para espacios de uso intensivo.

Existen distintos tipos de vidrio:

Crudo o recocido: Es una especie simple de vidrio, sin ninguna propiedad especial adicional. En caso de fracturarse, se astilla y produce trozos de gran tamaño que lo hace menos seguro. Por lo general, se utiliza como tapa para proteger algún mueble.

Templado: Por su tratamiento resulta muy resistente al impacto. En caso de rotura, este vidrio se fracciona en trozos (se lo considera un vidrio de seguridad; es siete veces más resistente que el crudo). Por lo general, se utiliza en espesores que va de 8 a 22mm en mesas de comedor, ratonas y consolas.

Laminado: Conformado por dos láminas de vidrio que llevan entre ellas una lámina de polivinilo (un material plástico de gran adherencia, elasticidad, transparencia y muy resistente). El vidrio laminado es un producto muy seguro: ante una rotura los trozos quedan adheridos a la lámina central; por eso es el elegido a la hora de confeccionar muebles.

Pintado: Se trata de vidrio crudo o templado, que se recubre con pintura. Existen distintas técnicas para darle color al vidrio, desde la pintura a mano, procesos por láser o con pintura electrostática.

Para darle calidez al vidrio lo podemos combinar con muebles de cuero o madera.Para lograr aires minimalistas, la combinación con metales funciona muy bien.

Lo más frecuente es pensar en incorporarlo a través de una mesa ratona pero hay más opciones: una escalera, un aparador, un escritorio, sillas, bacha de baño, etc. Los muebles transparentes ayudan a dar sensación de amplitud, por eso son una buena opción para ambientes pequeños. Detalles como vinilos o pintura pueden transformarlos con el tiempo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.