Fabricación de perfiles de aluminio.



La extrusión de aluminio es un proceso en el que el metal es tratado térmicamente y empujado a través de una matriz para crear un perfil con el formato y los parámetros de diseño deseados por el fabricante.

Esta fabricación requiere tolerancias estrictas para garantizar la interconexión precisa con otras partes, pues los perfiles de aluminio pueden diseñarse para ensamblarse y producir piezas y estructuras más fuertes.

Así, la fabricación de un producto de aluminio utilizando el proceso de extrusión, ayuda a producir de una manera más rentable una forma muy precisa.

En función del proceso de extrusión, material utilizado y temple realizado, se obtendrán diferentes características mecánicas de los perfiles y diferentes calidades en los acabados, lo que nos permite poder realizar productos con multitud de aplicaciones en construcción (ventanas, puertas,…), fabricación de maquinaria, industria médica, automoción, aviación, etc.

La mayor parte de las perfiles extruídos del mercado pertenecen a la serie 6000 (aluminio-magnesio-silicio) .- 6060, 6061, 6063, 6103, 6082, … (con tratamientos térmicos T4, T5, T6, etc.)

En los últimos 10 años, China ha realizado un gran número de instalaciones de fabricación, pasando de producir el 10% al 40% del aluminio global en la actualidad. Los fabricantes tienen incentivos a la exportación lo que les permite poder trabajar con niveles de precios muy competitivos a nivel global.

 

gestiondecompras.com

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.